Notas FAP

HOY SE CUMPLE 108 AÑOS DEL NATALICIO DEL CAPITÁN FAP JOSÉ QUIÑONES GONZALES HÉROE NACIONAL Y EJEMPLO PARA LA JUVENTUD

La Fuerza Aérea del Perú reafirma su compromiso de continuar con el legado del Capitán FAP José Quiñones Gonzales, héroe nacional y ejemplo para la juventud, al celebrar hoy, 22 de abril, el 108 aniversario de su natalicio. José Quiñones, Gran General del Aire del Perú, nació en el distrito de Pimentel, Provincia de Chiclayo, Lambayeque, y un 23 de julio de 1941 durante el conflicto con el Ecuador se inmoló en defensa de la patria a la edad de 27 años.  
 
El Capitán José Quiñones, símbolo de la aviación militar, representa la síntesis de las virtudes de un aviador honesto, valiente y con mucho amor a la Patria. Construyó las sólidas bases morales y éticas de todos los aviadores de la Fuerza Aérea y con ello fijó la misión que guía a cada uno de sus integrantes: alertas custodios de la seguridad nacional, fieles servidores de la comunidad y colaboradores en la construcción de una nueva sociedad, que ofrezca a los peruanos mejores condiciones y calidad de vida.
 
Con su ejemplo enseñó a ejercer un liderazgo moral dentro de la sociedad. Por ello, este día recordamos al hombre que supo enseñarnos que formamos parte de una nación cuyos derechos son inalienables, sobre todo cuando nos referimos a la sagrada heredad territorial, que ha de defenderse incluso con el sacrificio de nuestras vidas.
 
Cuando nos interiorizamos en la vida de este insigne aviador pensamos en que Quiñones el Hombre, fue aún más grande que Quiñones el Héroe Nacional. En realidad no hubiera llegado a la grandeza de la heroicidad en tan alta expresión, si previamente no hubiera existido la grandeza humana. 
 
Es símbolo de un compromiso plenamente vigente. Por eso traspasa los lindes del ciclo histórico que le tocó vivir y su ejemplo se proyecta hasta nuestros días. Pasarán los años, transcurrirán siglos, y la gloria de Quiñones crecerá con el tiempo. Porque generación tras generación, los peruanos honrarán por siempre su memoria, recordándolo como guerrero del aire insuperable. A los 108 años de su natalicio, el Hombre, el Héroe está omnipresente, manteniendo su ejemplo en vigencia.
 
Todos los peruanos, sin distingo alguno, reconocen en el Capitán Quiñones a la figura cumbre del Perú, al modelo de las más excelsas virtudes militares. Es tan añorada su imagen y tan gloriosa su vida, que su nombre se evoca con respeto y veneración, porque los corazones se conmueven ante el recuerdo de su hazaña heroica. Él, como buen norteño ha dado a los chiclayanos un blasón y un motivo de legítimo orgullo.  
 
Que el sacrificio del Capitán Quiñones, sirva para mantener viva la llama de peruanidad en nuestros corazones, que nos mantenga unidos, para que nuestro país ocupe el verdadero sitial que le corresponde en el ámbito continental.
 
Recordar la vida de los grandes hombres que iluminaron nuestro pasado es una tarea necesaria para continuar mejorando como peruanos.

Fuerza Aérea el Perú